Paris Jackson

Showbiz

Este miércoles Paris Jackson, la única chica de los tres hijos del rey pop, ha cumplido 21 años convertida en la mayor personalidad mediática del clan musical gracias a su trayectoria como modelo y actriz.

Esa popularidad le ha hecho conocer, por otra parte, el lado más oscuro de la fama sobre el que ha venido quejándose sin descanso en las redes sociales durante los últimos meses.Los rumores sobre el supuesto deterioro de su salud mental o el intento de suicidio que habría protagonizado el pasado marzo, que ella ha negado rotundamente en varias ocasiones, no han conseguido sin embargo amedrentar a la joven.

Publicidad

El pasado sábado, sin ir más lejos, presentó su último proyecto, el dúo The Sound Flowers que ha formado junto a su novio Gabriel Glenn, en un concierto al que acudieron a apoyarla su madre Debbie Rowe, su hermano mayor Prince Jackson y su padrino Macaulay Culkin entre otras muchas celebridades.Pero no todo va a ser trabajo para Paris.

En una ocasión tan importante como su vigésimo primer cumpleaños, que marca además la mayoría de edad en determinados aspectos, la artista reunió a sus amigos para disfrutar de una pequeña fiesta y compartir sin filtros en las redes sociales las 'sustancias' con las que aderezó la celebración aprovechando que ahora ya puede beber alcohol y consumir marihuana legalmente.

"Los cumpleaños son buenos para ti. Las estadísticas demuestran que la gente que celebra muchos tiende a vivir más", escribió la intérprete junto a un vídeo en el que aparecía fumando.En el pasado Paris ya había sido fotografiada por los paparazzi con cigarrillos de aspecto sospechoso entre los dedos, lo que no hizo más que avivar las especulaciones en torno a sus supuestos problemas de adicción, aunque ella restó importancia esas historias con la mayor ironía posible en su cuenta de Twitter.

"Yo fumé un poco de marihuana en UNA ocasión en mi tejado, y de repente soy una adicta a las metanfetaminas, una alcohólica, una loca de las fiestas que también se ha casado en secreto y está embarazada, y que además puede que tenga un pene", se defendía en aquella ocasión para dar a entender que no todo lo que se dice sobre ella puede ser cierto.

Publicidad