El defensa Román Torres que fue el abanderado del 3 de noviembre dijo sentirse orgulloso del pueblo panameño y que regresa feliz a Seattle luego de disfrutar las fiestas patrias con la familia.