Esta semana las termitas nos surten nuevamente todos los cuentos de la política que nos hacen vibrar.