AFP

Caracas y amplias regiones de Venezuela volvieron a quedar a oscuras el lunes y el suministro de agua y telefonía colapsaron por el nuevo apagón que el gobierno vinculó con un “ataque de carácter electromagnético”.