China Internacionales -  28 de noviembre 2021 - 08:10hs

Epidemiólogo de referencia descarta que ómicron vaya a poner en jaque a China

El experto avanzó que en China ya se ha comenzado a estudiar la nueva variante, aunque precisó que se necesitan al menos dos semanas de recopilación de datos.

El epidemiólogo chino Zhan Wenhong, la voz más reconocida en el país asiático durante la pandemia de covid-19, descartó hoy que la nueva variante ómicron vaya a repercutir de manera importante en China, que mantiene una severa política de "tolerancia cero" con el virus.

Zhang, citado por el diario estatal Global Times, aseguró que esa política junto con la "engrasada" y rápida respuesta del país ante la crisis sanitaria le permiten lidiar con cualquier nueva variante.

"Si hemos podido enfrentar la variante delta, también podemos superar la ómicron", escribió en la red social Weibo el científico, líder del equipo de respuesta frente a la covid-19 en la municipalidad de Shanghái (este).

Además, el experto avanzó que en China ya se ha comenzado a estudiar la nueva variante, aunque precisó que se necesitan al menos dos semanas de recopilación de datos y muestras para poder evaluarla de forma precisa.

También recordó que la tasa de vacunación en Sudáfrica, donde ómicron se detectó por primera vez y está causando estragos, es aún muy baja (24 % de población con el esquema completo).

"Si esto hubiera ocurrido en Israel (más del 80 % de población vacunada), entonces sin duda podríamos decir que el mundo se enfrenta a otra ronda de dura lucha contra la covid-19", apuntó.

Dos de los primeros casos de la nueva variante se localizaron esta semana en Hong Kong, en dos hombres que guardaban cuarentena en uno de los hoteles del aeropuerto de la antigua colonia británica.

La detección se produjo cuando Hong Kong se prepara para reabrir su frontera con la China continental, algo que muchos temen ahora que se posponga y para lo que todavía no se había anunciado una fecha oficial, aunque la prensa hongkonesa ha aventurado que sería a principios de diciembre.

China, que mantiene vigente una política de cero tolerancia contra el coronavirus, aplica, desde marzo de 2020, estrictos controles fronterizos que incluyen el veto a los turistas y una cuarentena obligatoria de al menos 14 días en un hotel costeado por el viajero, aunque no ha podido evitar que se produzcan pequeños rebrotes de forma periódica -los últimos durante este mismo mes-.

El país suma desde el inicio de la pandemia 98.631 contagios y 4.636 muertes por el coronavirus SARS-CoV-2.

FUENTE: EFE

En esta nota: