AP

Sam Smith y Ed Sheeran ganaron en los mayores premios a la música británica, pero Kanye West fue quien le dio sabor a la noche con una canción que resultó demasiado fuerte para la televisión. Madonna le agregó algo de sorpresa a los Brit Awards cuando se cayó.