Celayda Castillo

Romel Bravo, un joven de 23 años que reside en Panamá Oeste y que padece de autismo ha desarrollado la habilidad de elaborar réplicas de autos con material reciclado. Pero, este creativo joven ha sido blanco de discriminación.