A partir de este 24 de octubre se permitirá la reapertura de las playas del país.

Nimay González

Ante la reapertura de las playas a partir de mañana sábado 24 de octubre, el director de Salud de Panamá Oeste, dio a conocer que se procederá a implementar una serie de medidas para garantizar el cumplimiento de las normas establecidas.

“Hay personas que no van a poder ir a las playas, son las personas que tengan COVID-19 y que a pesar de que no tengan síntomas pero que ya se ha diagnosticado como COVID-19 tienen que permanecer en sus casas en aislamiento, el otro grupo de personas que no van a poder ir a las playas son sus contactos y quienes tengan como intención ir de forma irresponsable y tomar alcohol”, explicó Cedeño.

Publicidad

Entres las acciones que se ejecutarán mencionó la instalación puntos de control y la verificación de las personas para garantizar que no son pacientes de COVID-19, ni contactos.

“Nosotros hemos establecido estrategias a través de la Fuerza de Tarea Conjunta, la primera es la contención de vehículos no autorizados, quiere decir que en nuestros puntos de control nosotros vamos a detener aquellos vehículos, busitos, piratas y demás cuyos ocupantes no formen parte de la burbuja familiar, otro punto para la contención de personas es en las entradas de playas, va a haber un equipo de salud conjuntamente con el Sinaproc y la Policía Nacional que vamos a verificar si realmente son pacientes registrados en nuestra base de datos como COVID-19 activos y también sus contactos”, detalló.

Agregó que adicionalmente, en los puntos de control será instalado un puesto de hisopado express en los que de forma aleatoria se estará hisopando a las personas.

“Principalmente tomando en cuenta que en las áreas endémicas como Panamá Norte, Panamá Este y la región Metropolitana, ha aumentado el número de casos, entonces bajo esa premisa nosotros aleatoriamente a las personas que proceden de esos sitios vamos a hisoparlos”, señaló.

En el área de playas, se establecerán puntos mediante un poste o una caña, para que las burbujas familiares estén, con una distancia de cuatro metros entre cada punto. En ese espacio las personas pueden estar sin mascarilla, así como al momento de ingresar al agua, sin embargo, al salir de la burbuja familiar será obligatorio el uso de mascarilla.

Cedeño añadió que se ha dado instrucciones a los gerentes de los centros de salud locales para la imposición de multas onerosas para quienes incumplan con los decretos establecidos, además los jueces de paz y cumplimiento estarán vigilando este proceso.

Publicidad