Panamá Nacionales - 

Presidente Cortizo objetó iniciativa que regula el ejercicio de la profesión de historiador

El presidente Cortizo devolvió a la Asamblea Nacional el Proyecto de Ley 638, que regula el ejercicio de la profesión de historiador, para que proceda a la consideración y análisis de las objeciones.

En la objeción con fecha del 4 de abril, el mandatario panameño explica entre las razones de inconveniencia, que la iniciativa busca definir y regular la profesión de historiador y reservarlo exclusivamente a los nacionales, mediante la creación de un Consejo Técnico de Historiadores, estableciendo su composición y asignándole la responsabilidad de emitir los certificados de idoneidad para el ejercicio de esa profesión.

A juicio del mandatario, la creación de dicho Consejo Técnico representan una barrera para el ejercicio de la profesión tanto para los extranjeros como para los nacionales, al tiempo que explica que en Panamá esta profesión se ha venido ejerciendo por profesionales graduados en universidades nacionales e internacionales, con títulos de grado como de posgrado, sin necesidad de contar una ley especial que exija el reconocimiento de idoneidades para esa profesión, lo cual no ha impedido que se atienda esa necesidad por los profesionales universitarios titulados.

“La creación de un Consejo Técnico de Historiadores para regular el desarrollo de esta profesión constituye, en mi opinión, una barrera de entrada para su ejercicio, no solo para los extranjeros, por el requisito de la nacionalidad que se establece, sino también para los propios nacionales, por cuanto que los títulos universitarios que los acrediten como licenciados en historia, en geografía e historia o en filosofía e historia, a nivel de grado o de posgrado,tendrían que ser sometidos al examen y validación del Consejo Técnico de Historiadores que el legislador se propone crear”, indica el presidente Cortizo.

En el caso de las razones de inexequibilidad, detalla que aunque el artículo 40 la Constitución Política de la República, permite al legislador sujetar el ejercicio de cualquier profesión u oficio a los parámetros de la ley, en cuanto a idoneidad, moralidad, previsión y seguridad sociales, colegiación, salud pública, sindicación y cotizaciones obligatorias, a su juicio establecer un Consejo Técnico de Historiadores, atribuyéndole la responsabilidad de emitir los certificados de idoneidad para el ejercicio de la profesión de historiador, riñe con el texto constitucional transcrito ut supra, puesto que la libertad de profesión que propugna la Constitución Política se vería limitada en este caso y los extranjeros con residencia legal y permiso para trabajar reconocido por la autoridad migratoria y laboral, respectivamente, no podrían ejercer esa profesión, lo que atentaría de forma directa contra un derecho fundamental consagrado en el Texto Fundamental.

Asimismo emite consideraciones con relación al Artículo 93 mediante el que se reconoce que es finalidad de la educación panameña fomentar en el estudiante una conciencia nacional basada en el conocimiento de la historia y los problemas de la patria; y el Artículo 99 mediante el que se reconocen los títulos académicos y profesionales expedidos por el Estado o autorizados por éste de acuerdo con la Ley y señala que la Universidad Oficial del Estado fiscalizará a las universidades particulares aprobadas oficialmente para garantizar los títulos que expidan y revalidará los de universidades extranjeras en los casos que la Ley establezca.

Finalmente, el presidente Cortizo indica que luego de analizado el contenido de este Proyecto de Ley, no encuentro razones de índole técnica que sustenten para la creación de un Consejo Técnico de Historiadores que otorgue idoneidad para el ejercicio de la profesión de historiador, que añadir el requisito de la nacionalidad sólo serviría para imponer una barrera que impediría que historiadores no nacionales puedan aportar al conocimiento de la historia patria y universal en Panamá, perjudicando así a toda una población que se vería privada de los servicios que ellos puedan ofrecer para la mejor comprensión y aprendizaje de nuestro bagaje histórico.

"La historia de Panamá y del mundo difícilmente se puede abordar sólo desde el prisma del historiador panameño. Este proceso requiere el aporte desde ópticas de historiadores que la analicen con fundamentos y contextos regionales, continentales y hasta globales, sobre todo, con el conocimiento de la transversalidad y la multiculturalidad que fueron necesarios para su desarrollo. En atención a las consideraciones anteriormente expresadas, estimo pertinente objetar en su conjunto, por inconveniente e inexequible, el Proyecto de Ley 638, que regula el ejercicio de la profesión de historiador, por lo que, en ejercicio de las facultades que me concede la Constitución Política de la República, lo devuelvo a la Asamblea Nacional para que este honorable cuerpo legislativo proceda a la consideración y análisis de las anteriores objeciones", puntualizó el presidente Cortizo.

Cabe mencionar que la decisión fue adoptada por el presidente Cortizo al proceder al análisis de las observaciones presentadas por parte del Ministerio de Cultura, el Ministerio de Educación, la Universidad de Panamá, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, el Centro de Visitantes de Panamá y la Sociedad de Amigos del Museo Afroantillano de Panamá.

En esta nota: