Raúl López Aranda

La intervención temprana y el apoyo de la familia cambian la vida de las personas que nacieron con alguna alteración genética. En estos casos la paciencia es la mejor aliada.