El inusual diseño, tamaño y costo de un globo aerostático, fabricado para conmemora el centenario de la ciudad de Canberra, divide a la población australiana.