El Hospital del Bellvitge ha estrenado un sistema de reconstrucción mamaria integral que, en una única intervención de extirpación de un tumor, permite reconstruir la mama y el pezón y la areola.