Alimentos que debes consumir durante el embarazo. Fotos/Dreamstime

Marilyn Cejas de Miranda

Es importante mantener una alimentación balanceada, lo que podemos lograr consumiendo alimentos de los tres grupos básicos, al menos uno de cada grupo y durante el embarazo esto debe ser controlado cuidadosamente.

Grupo 1: suministran principalmente proteínas de origen animal, calcio, hierro y fósforo.

Publicidad

a) Leche y sus derivados: queso, cuajada, suero, requesón y yogurt.

b) Carnes: de pollo, res, pescado, mariscos, vísceras, etc.

Publicidad

c) Huevos: de gallina o codorniz.

Grupo 2: son una fuente abundante de vitaminas y minerales, fibras y energía.

a) Hortalizas: acelgas, berro, espinacas, lechuga, vainitas, repollo, coliflor, brócoli, pimiento, etc.

b) Frutas: manzana, mango, plátano, papaya, piña, sandía, mandarina, naranja, etc.

Grupo 3: suministra energía, proteínas, vegetales, fibras, vitaminas y minerales.

a) Granos: de distintos colores, frijoles, lentejas, garbanzos, arvejas, etc.

b) Verduras: apio, papa, ollucos, batata, etc.

c) Cereales: avena, arroz, maíz, trigo, cebada, etc.

El menú que deben consumir todas las embarazadas para un día es el siguiente:

Leche: 2 vasos diarios.

Quesos: una ración, una rebanada o tres cucharadas rayado.

Carnes: tres veces a la semana, 120 gramos en el almuerzo e igual cantidad en la cena.

Pescados: dos veces semanales, 120 gramos en el almuerzo y cena.

Huevos: 2 ó 3 unidades semanales.

Hortalizas: una o dos tazas diarias, preferiblemente crudas.

Frutas: en cada comida y en la merienda; un mango, naranja, guineo, tajada de papaya, sandía o melón.

Granos: una taza tres veces a la semana.

Cereales: una taza diaria de arroz o fideos cocidos. Dos rebanadas de pan o un pan integral en el desayuno o cena. Seis galletas en lugar de pan.

Verduras: una taza, en lugar de igual cantidad de arroz o pasta cocida.

Azúcares, grasas y sal: utilizar grasas vegetales en pocas cantidades, como margarina y aceite, preferiblemente de maíz. El azúcar, en especial rubia, miel, jalea real, mermelada y sal, no deben consumirse en exceso. Evitar la azúcar refinada. Se recomienda no ingerir alimentos enlatados, conservados o tratados; al igual que evitar el consumo de sodas, alcohol y comidas muy condimentadas.

Si cumples con esta dieta durante toda la etapa de gestación, tu bebé crecerá y se desarrollará sanamente, además, le aportarás los nutrientes necesarios y adecuados para que su cuerpecito se vaya fortaleciendo.

¿Interesante verdad?, si tienes alguna consulta o quieres emitir tu opinión, experiencia o comentarios, escríbeme a mis redes sociales.

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Puedes seguirme en instagram como @creciendoconmama

Publicidad

Publicidad