Panamá y El Salvador se repartieron el lunes las últimas medallas de oro disputadas en la lucha de los Juegos Centroamericanos, en un día especial para el local Leonardo González al conquistar su quinta presea dorada en la historia de estas justas.