¿A quién no le gusta comerse unos ricos deditos de pescado?