Eduardo Bonaga

A finales del 2010 fue nombrado por el Presidente de la República, Eduardo Peñaloza, como fiscal electoral. Su figura ha sido criticada en los últimos meses debido a su ausencia ante los distintos escándalos políticos.