Detrás del escenario, los once pequeños trovadores crean grandes lazos y muchos no desean que termine esta experiencia.