Ellen Page y Emma Portner en una de las fotos que han compartido en (c) Instagram

Showbiz

La decisión de Justin Bieber de apoyar a su mánager y mentor Scooter Braun en su mediático enfrentamiento con Taylor Swift le ha granjeado nuevas enemistades como la de Cara Delevingne, que le recomendó públicamente que aprendiera a respetar a las mujeres antes de opinar sobre un asunto tan delicado como quién debía controlar el catálogo de la cantante, y ha conseguido que otros antiguos enemigos decidan romper su silencio y compartir sus experiencias desagradables con el joven ídolo pop.E

se es el caso de la coreógrafa Emma Portner, esposa de la famosa actriz Ellen Page, quien ha detallado ahora en su cuenta de Instagram el trato terrible e injusto en todos los aspectos que recibió por parte del intérprete cuando trabajó a sus órdenes en la gira de 2016 'Purpose World Tour'.

Publicidad

"Me arrepiento de haber asociado mi nombre al tuyo como empleada. Dediqué mi cuerpo, mi creatividad, mi tiempo y mi esfuerzo a expandir tu universo. Con un contenido que te hizo ganar millones, mientras yo no veía nada. Cero. Apenas una miseria. Menos del salario mínimo por todas las horas que invertí. No podía ni permitirme comer, tenía que limpiar los suelos de los estudios para poder seguir dedicándome a mi profesión. La forma en que degradas a las mujeres resulta abominable", ha afirmado la bailarina canadiense.

Como conclusión, Emma -una firme defensora de los derechos del colectivo LGBTQ+- ha querido poner el dedo en la llaga al sacar a relucir el estrecho vínculo que Bieber mantiene con la poderosa congregación Hillsong, una iglesia cristiana que ha sido criticada en un sinfín de ocasiones a pesar de la inmensa fama de muchos de sus miembros por sus supuestas políticas anti-gays.

"Tu compañía contrató a una lesbiana para uno de tus videoclips, y para coreografiar parte de tu espectáculo. ¿Cómo te sientes al respecto? Una lesbiana te ayudó, a ti, a cambio de una suma de dinero mínima, al mismo tiempo que seguías acudiendo a una iglesia que va en contra de mi mera existencia", ha añadido, dejando en el aire una pregunta que resulta muy poco probable que él se digne a responder.

Publicidad