AP

Bomberos sacaron milagrosamente un niño de dos años de edad que cayó de un pozo de 60 metros de profundidad en Xi'an, capital de la provincia noroccidental china de Sha'anxi, el viernes.