AFP

Los habitantes de una pequeña aldea de la isla de Bali, en Indonesia, quedaron estupefactos al encontrar una serpiente con dos cabezas, algo muy raro en estado salvaje.