Londres Internacionales -  14 de febrero 2013 - 09:44hs

Tres carcasas de caballo enviadas a Francia contenían fenilbutazona (GB)

LONDRES (AFP). La agencia británica de seguridad alimentaria (FSA) halló rastros de fenilbutazona en tres carcasas de caballo que fueron enviadas a Francia y pudieron entrar en la cadena alimenticia, anunció el jueves el secretario de Estado de Agricultura, David Heath.

" Los análisis más recientes de la FSA sobre la presencia de fenilbutazona en caballos abatidos en el Reino Unido examinaron 206 carcasas. Ocho dieron positivo. Tres podrían haber entrado la cadena alimenticia en Francia ", declaró en una comparecencia en el parlamento.

" La FSA está trabajando con las autoridades francesas en un intento por retirar la carne de la cadena alimenticia ", agregó.

La propia agencia indicó por su parte que hasta seis carcasas contaminadas podrían haber entrado en la cadena alimenticia francesa.

La fenilbutazona es un antiinflamatorio empleado en caballos que puede tener efectos adversos para la salud humana.

El ministro indicó en cambio que no se había encontrado ese medicamento equino en productos fabricados por el grupo Findus, en cuyos platos supuestamente preparados con carne de vacuno se detectó hasta un 100% de carne de caballo.

" Los resultados de las pruebas de fenilbutazona en los productos Findus han sido negativos ", agregó.

La Unión Europea recomendó la noche del miércoles a sus miembros llevar a cabo pruebas de ADN en los platos preparados con carne y se comprometió a "encontrar al responsable" del fraude revelado por el hallazgo de carne equina en platos preparados, como lasañas o hamburguesas, con etiqueta de vacuno.

FUENTE: Agencia AFP

En esta nota: