RUMANIA Internacionales - 

Rumania: Enjuician a ex jefe de una prisión

Por primera vez desde el derrumbe del comunismo en Rumania hace 25 años, un ex jefe de prisión será enjuiciado a partir del lunes bajo el cargo de ser responsable de la tortura y asesinato de prisioneros a los que se consideraba una amenaza para el antiguo régimen.

Sobrevivientes afirman que la dilación para someter a la justicia a estos delincuentes fue una táctica cínica de las nuevas autoridades nacionales para evitar la rendición de cuentas y porque algunos ocuparon altos cargos bajo el régimen comunista.

"A estos criminales los dejaron en paz a propósito y la mayoría murió en la cama. Ahora salen a relucir algunos de los crímenes y eso es importante", dijo Octav Bjoza, director de la Asociación de Ex Presos Políticos en una entrevista con The Associated Press.

Alexandru Visinescu, de 88 años, será enjuiciado por crímenes contra la humanidad debido a las muertes ocurridas en la prisión Ramnicu Sarat, de la que fue jefe de 1956 a 1963.

Desde que las autoridades presentaron cargos contra Visinescu, el hombre dijo que gente en la calle lo han agredido, lo han lanzado al suelo y le han dicho criminal. Visinescu se declaró inocente y asegura que es un chivo expiatorio.

"Yo sólo cumplía órdenes. Deberían preguntarle a quienes dieron las órdenes", dijo el viernes Visinescu a la AP. "Estoy convencido de que harán todo para vengarse", apuntó.

"¿Por qué no me enjuiciaron en 1964, cuando cerraron las prisiones políticas?, ¿o después de la muerte de (el gobernante comunista) Nicolae Ceausescu? ¿Por qué hasta ahora?", dijo.

Visinescu rechaza el número de muertes que según los fiscales ocurrieron durante su dirección, así como las versiones de que prisioneros hayan fallecido a causa de los maltratos.

Alguien pintó la palabra "criminal" en la fachada de donde vive Visinescu vive en un apartamento humilde de una habitación. El apartamento de Visinescu está lleno de fotografías de él en uniforme y cuando era chico.

El ex jefe de prisión, hijo de una familia de campesinos, dijo que tenía 1 año cuando falleció su padre.

Alexandru Visinescu parece más resignado que hace un año cuando maldijo y arremetió contra reporteros después de escuchar los cargos en su contra. Ahora prevé que irá a prisión.

Otro guardia de prisión fue acusado en el 2000 de homicidio con agravantes, pero murió antes de ser llevado a juicio.

FUENTE: AP

En esta nota: