Colombia Internacionales - 

Colombia envía buque para misión humanitaria en África

El buque "ARC 7 de Agosto" de la Armada colombiana zarpó este sábado desde del puerto caribeño de Cartagena para apoyar al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas en el marco de la "Operación Atalanta" en el cuerno de África.

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, despidió el navío y dijo que la participación en esta misión "representa un hecho histórico del ejercicio de la diplomacia colombiana a través de sus medios navales".

La "Operación Atalanta" comenzó en diciembre de 2008 bajo el mandato de la Fuerza Naval de la Unión Europea (Eunavfor) con la misión de proteger los convoyes del PMA y a los buques más vulnerables que transitan por África oriental, así como la disuasión de los ataques de piratas en la zona.

Esta misión, que tiene por objeto "proteger la navegación, el transporte y el flujo de asistencia humanitaria a Somalia", surge de la resolución 1814 de 2008 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que "consideró que la piratería en esta zona constituía un peligro para la paz y la seguridad internacionales", indicó Villegas.

El ministro subrayó que Colombia "responde al llamado de las Naciones Unidas con el firme propósito de coadyuvar a la protección directa de todos los buques que participan del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas como escolta naval".

Durante la operación que demorará cerca de cinco meses, el "ARC 7 de Agosto", construido por ingenieros colombianos del astillero Cotecmar, visitará los puertos de Rota (España), Souda (Grecia), Port Said (Egipto), Yibuti (Yibuti), Mascate (Omán), Fuyaira (Emiratos Árabes Unidos), Victoria (Seychelles) y la isla caribeña de Martinica, antes de regresar a Cartagena.

Villegas añadió que la misión del PMA también busca garantizar "la ayuda humanitaria diaria a más de un millón de somalíes que hoy ven amenazada su seguridad alimenticia".

Finalmente, el ministro aprovechó para enviar un mensaje a los grupos armados de Colombia a quienes reiteró que será un "gran aliado de quienes quieran la paz" pero también "el más duro enemigo de quienes quieran romper la Constitución o las leyes del país".