Chile Internacionales -  22 de abril 2016 - 21:25hs

Chile despide a Patricio Aylwin después de tres días de duelo nacional

El expresidente de Chile Patricio Aylwin Azócar fue sepultado este viernes en el Cementerio General de Santiago, después de tres días de duelo nacional y de haber recibido el homenaje de miles de chilenos, tanto en la sede del Congreso en Santiago como en la Catedral Metropolitana.

La ceremonia, celebrada en el frontis del camposanto, fue encabezada por la presidenta Michelle Bachelet quién aseguró que "Chile no olvidará su esfuerzo por dejar sentados los cimientos del reencuentro nacional".

Aylwin encabezó la transición democrática tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y asentó las bases de un largo período de prosperidad económica y de avances sociales y políticos en el país.

Durante su intervención en la ceremonia desarrollada en la plaza de La Paz, Bachelet recalcó que con el fallecimiento de Aylwin, el país "perdió a un gran chileno, un hombre de Estado como hay pocos", uno que "eligió servir a la Patria antes que a su propio interés".

"El presidente Aylwin asumió la representación entera de la nación para pedir perdón por los crímenes de la dictadura", indicó.

Se refería al momento, en 1991, en que con lágrimas en los ojos, Aylwin presentó el "Informe Rettig", que certificó que unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado durante la dictadura de Pinochet.

Antes de Bachelet, el exministro de Interior de Aylwin, Enrique Krauss; el democristiano Renán Fuentealba y la presidenta del Partido Demócrata Cristiano, Carolina Goic, despidieron al exmandatario con sendos discursos.

Goic afirmó que "debe ser el momento en que los políticos debamos pedir perdón, perdón por las faltas de ética, por los abusos de poder, por haber traicionado la confianza de quienes representamos".

"La gente nos gritaba hoy en camino al Cementerio...¡aprendan!", sostuvo Goic.

Antes de esta última ceremonia, autoridades y familiares habían participado de la homilía ofrecida por el cardenal y arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati en la Catedral Metropolitana.

En el templo católico, fueron sus nietos e hijos los que leyeron emotivos pasajes de la vida del exmandatario, como los poemas que él recitaba en el último tiempo.

En el camino al Cementerio General, el cortejo pasó frente a las floristas de avenida La Paz, quienes realizaron el tradicional lanzamiento de pétalos de rosas de todos colores, cubriendo de flores la carroza que llevaba los restos de Aylwin, quien falleció a los 97 años por "causas naturales".

Al interior del cementerio solo ingresaron sus familiares que se encargaron de sepultar los restos de "Don Patricio", como le conocían los chilenos, en el mausoleo del expresidente Eduardo Frei Montalba, mientras terminan el de la familia Aylwin-Oyarzún.