AFP

En Kenia, como en toda África, las poblaciones de los mamíferos más altos del mundo pasan desapercibidas, pero han sufrido un declive importante. El número de jirafas en todo el continente cayó un 40% entre 1985 y 2015, a poco menos de 100.000 ejemplares.