Aplicación Parler

AFP

Parler, la red social favorita de los partidarios de Donald Trump, demandó el lunes a Amazon por expulsarla de internet al bloquearle el acceso a sus servidores por considerar que dejó proliferar violentos mensajes tras el asalto al Capitolio estadounidense.

Amazon dijo que suspendió desde las 08H00 GMT del lunes la cuenta de Parler explicando en una carta a esa red social haber observado un "persistente aumento de contenidos violentos".

Publicidad

Pero Parler sostuvo que esa decisión está basada en razones políticas y para reducir la competencia en favor de Twitter y reprochó a Amazon no haberle avisado con 30 de días anticipación que le cortaría los servicios.

Parler pidió entonces al tribunal que impida a Amazon bloquearle sus servidores.

Publicidad

Los gigantes tecnológicos Apple y Google ya habían retirado la red social de sus plataformas de descarga debido a la proliferación de "amenazas de violencia" y "actividades ilegales". Ambas sostuvieron que Parler tiene una muy laxa política de moderación de contenidos.

La popularidad de Parler se disparó luego de que el viernes Twitter cerró definitivamente la cuenta de Trump. El sábado, la aplicación de Parler fue la más descargada en Apple en Estados Unidos.

El cofundador de Parler John Matze dijo el domingo que llevará tiempo volver a hacer funcionar la red social.

"Haremos todo lo necesario para volver a estar en línea lo más rápido posible, pero todos los proveedores con los que contactamos nos dicen que no quieren trabajar con nosotros si Apple o Google no lo aprueban" y es difícil encontrar "300 a 500 servidores informáticos en 24 horas", reconoció Matze en una entrevista con Fox News.

En comunicado, Matze dijo la noche del domingo que quiere volver a hacer de Parler un lugar de "diálogo abierto" en donde no se tolera ninguna forma de violencia.

Lanzada en 2018, la red social tiene un funcionamiento similar al de Twitter, con perfiles para seguir y "parlys" en lugar de tuits. La libertad de expresión es su leitmotiv.

Con sede en Henderson, en el estado de Nevada, Parler fue fundada por John Matze, un ingeniero informático, y Rebekah Mercer, una de las principales donantes del Partido Republicano.

La plataforma atrajo en sus inicios a usuarios conservadores, algunos de extrema derecha pero recientemente la empezaron a utilizar voces republicanas más tradicionales. El presentador de Fox News Sean Hannity tenía 7,6 millones de seguidores y su colega Tucker Carlson, 4,4 millones.

También llegaron a Parler políticos republicanos, como el parlamentario Devin Nunes y la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem.

Pero fue la reciente decisión de Twitter de prohibir permanentemente la cuenta personal de Trump la que hizo disparar el número de usuarios en Parler.

Otras de las principales redes sociales, como Facebook, Instagram, Snapchat o Twitch, también han suspendido el perfil de Trump, lo que ha provocado que muchos de sus seguidores se volcaran en masa a plataformas conservadoras como Parler o Gab.

Después de esta demostración de mano dura de los gigantes tecnológicos contra los mensajes de extremistas, es probable que las redes sociales conservadoras tengan que adaptarse.

El servicio de video en vivo DLive, utilizado por varios manifestantes durante la invasión del Capitolio el miércoles, prohibió siete canales y eliminó más de 100 videos.

Algunos podrían optar por actuar como lo hizo Gab, una red social poblada mayoritariamente por usuarios ultraconservadores.

La plataforma estuvo en el foco de la polémica en 2018, cuando se descubrió que el autor de un tiroteo que mató a 11 personas en una sinagoga en Pittsburgh había publicado muchos mensajes antisemitas en esta red social.

Una vez que Apple y Google la vetaron, Gab adquirió sus propios servidores para no depender de empresas externas.

Esta red se benefició de lo ocurrido con Parler y en las últimas horas ganó miles de abonados.

Publicidad

Publicidad