EEUU Internacionales -  15 de mayo 2021 - 14:20hs

Este domingo se elige la delegación que impulsará anexión de Puerto Rico a EE. UU.

Mientras el gobernante PNP plantea convertir a Puerto Rico en el estado número 51 de EE. UU., el opositor PPD aboga por perpetuar el estatus de Estado Libre Asociado.

Los puertorriqueños están convocados este domingo a las urnas para elegir a los integrantes de una delegación especial que promoverá la plena anexión de Puerto Rico a Estados Unidos, una iniciativa del oficialismo que no cuenta con el apoyo de la oposición ni de Washington.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con cierto grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros.

Esa condición divide a los puertorriqueños y mientras el gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) plantea convertir a la isla en el estado número 51 de EE. UU., el opositor Partido Popular Democrático (PPD) aboga por perpetuar el estatus de Estado Libre Asociado.

El PNP, cuyo principal objetivo político a lo largo de su historia ha sido la plena incorporación de la isla a EE. UU., lo que a nivel local se conoce como "estadidad", ha promovido consultas en la población entre 1967 y 2020 con ese objetivo.

Esas consultas siempre han sido no vinculantes y promovidas por los ejecutivos del PNP en el poder, sin ningún apoyo del Congreso en Washington, que es el que puede decidir sobre la relación política entre EE.UU. y Puerto Rico.

CABILDEO ESPECIAL EN WASHINGTON

La cita electoral de mañana es inédita, ya que se han celebrado en las últimas décadas varias consultas a la población para preguntar sobre la incorporación plena de la isla a EE. UU. como un nuevo estado del país norteamericano, pero nunca esta modalidad, que busca por medio de seis "cabilderos" presionar para que los congresistas estadounidenses favorezcan ese nuevo estatus político.

El elector deberá escoger a dos personas para la representación en el Senado federal y a cuatro para el cabildeo en Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Los candidatos planteados por el PNP que aspirarán a los puestos de cabildeo en el Senado federal son Zoraida Buxó Santiago, Víctor Pérez Rentas, Roberto López y la exlegisladora Melinda Romero Donnelly, todos poco conocidos en la vida pública de la isla.

Para los cuatro puestos para la Cámara baja se postulan la alcaldesa de Ponce María Meléndez, Roberto Lefranc Fortuño, Elizabeth Torres Rodríguez, Adriel Vélez Torres, Jorge Rodríguez Feliciano y Ricardo Marrero Passapera, también desconocidos para el gran público.

La consulta de este domingo, en la que no habrá máquinas de escrutinio electrónico por falta de fondos, será posible gracias a la aprobación de la Ley 167-20.

Esta norma solo cuenta con el apoyo del PNP, que hace posible la consulta del domingo, amenazada hasta abril pasado, debido a que la Junta de Supervisión Fiscal -entidad federal impuesta por Washington para gestionar la multimillonaria deuda de la isla- no concediera el dinero para su ejecución.

El gobernador Pedro Pierluisi asignó directamente 1.8 millones de dólares a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para hacer realidad la consulta.

EL EXGOBERNADOR ROSSELLÓ PLANTEA SER DELEGADO

El exgobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, quien salió del poder en medio de un escándalo en 2019, anunció que aceptaría el cargo de "cabildero" de resultar electo como postulante independiente.

Esa modalidad es posible ya que la elección de los "cabilderos" está abierta, además de a los candidatos antes mencionados elegidos por el PNP, a cualquier puertorriqueño que se postule públicamente para el cargo que sea votado en esta cita electoral.

Algunos analistas políticos interpretan que la entrada en escena de Ricardo Rosselló en la votación del domingo supondrá una prueba pública del poder en el PNP.

Los expertos indican que la inesperada entrada de Rosselló, después de su convulsa salida del poder por el escándalo provocado por la revelación de un "chat" con su círculo más íntimo de colaboradores, abre un nuevo escenario en el tablero electoral, con repercusiones no claras.

FUENTE: EFE

En esta nota: