Kathyria Caicedo

El dirigente del Suntracs, Saúl Méndez, considera una violación a los derechos fundamentales de protesta, con la reciente aprobación del artículo de Ley que establece una pena de prisión de 6 a 24 meses por cierres de calles violentos.

Igualmente, mencionó y consideró de fascistas a los miembros del Gobierno, planteamiento que fue rechazado por el viceministro de Ricardo Quijano.

Publicidad

Publicidad