El Fiscal Electoral, Eduardo Peñaloza, está nuevamente en la tormenta debido a la inactividad de sus funciones ante el sinnúmero de denuncias interpuestas en contra del partido Cambio Democrático a las que no se le ha dado seguimiento, lo que según expertos podría traerles consecuencias penales