Raúl López Aranda

Con voluntad, muchas personas enfrentan a diario la discapacidad visual. Entre los testimonios de fortaleza está Marissa Martínez, a quien la baja visión no le ha impedido ser una mujer plena, es madre, esposa y abuela. En compañía de su esposo César Vega asiste a la Unión Nacional del Ciego y son el ejemplo que no existen límites. Como ellos, Eduardo Samudio, Guillermo Moreno y Ángel Cañizales, quienes fueron diagnosticados a corta edad con discapacidad visual, también demuestran cada día, cómo han logrado una vida independiente.