Mariángeles Muñoz

Un proyecto social en Chiriquí ha permitido que cientos de damnificados reciban diariamente alimentos.