EFE

Tienen entre 13 y 16 años. Algunas acuden porque las inscribieron desde el colegio, otras porque quieren aprender a hacer una aplicación para teléfonos móviles. Son 24, todas de escuelas de Buenos Aires, convocadas para buscar en la tecnología una solución para sus comunidades.