¡Vaya, vaya! Hasta una Sandra Sandoval nos visitó en el escenario de los sueños.