Chequea cómo ocurre la magia del vestuario de Yo Me Llamo Panamá.