Los españoles Rubén Sánchez y Cristina Fernández, dueños de una pequeña productora audiovisual en Bilbao, triunfan en Internet gracias a la recomendación que hace la web Vimeo sobre un video que recorre, en cuatro minutos, 7.500 kilómetros con paisajes de China, Mongolia y Rusia.