AFP

Los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 utilizarán un sistema de reconocimiento facial de alta velocidad para los 300.000 atletas, miembros del personal y periodistas acreditados. Las terminales necesitan menos de un tercio de segundo para completar el proceso.