Anécdotas de la música - 

Los Consentidos también tienen sus días malos...