El padre de la triple S, Luis Sandoval cuenta una curiosa anécdota que ocurrió en uno de los tantos bailes con sus hijos.