Kristof desea ser reconocido por su gran talento y no por ser la sombra de alguno de sus padres.