NBA Baloncesto -  29 de noviembre 2013 - 12:04hs

Nuevo golpe para Derrick Rose y Chicago Bulls

La nueva lesión de rodilla del astro Derrick Rose significa para los Chicago Bulls y el mismo jugador un duro golpe en las aspiraciones de recuperar la gloria de los tiempos en que la franquicia era casi invencible en la NBA, de la mano del superastro Michael Jordan.

El armador de los Bulls se perderá el resto de la temporada 2013-2014 después de su segunda operación de rodilla en 19 meses, y la pregunta que surge es si el equipo y el jugador serán capaces de recuperarse de este nuevo traspiés.

Rose ha tratado de mantenerse tranquilo, de cara a la prensa, desde que se lesionó el menisco de la pierna derecha la semana pasada en Portland. Su temporada duró sólo 10 partidos después de perderse toda la campaña anterior a causa de una rotura de ligamento en su otra rodilla, en abril de 2012.

Desde su trofeo MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada 2010-2011, Rose ha jugado 50 partidos en el espacio de tres temporadas.

De acuerdo con una fuente citada por el diario Chicago Tribune, la moral de Rose era "muy baja" después de su cirugía el lunes en Chicago. La compañía Adidas, que le dio un contrato de casi 200 millones en trece años, también tiene motivo para fruncir el ceño.

Pocos observadores creen que Rose volverá al nivel en que se convirtió en el MVP más joven de la historia (con 22 años).

"Derrick Rose está acabado", llegó a decir Stephen A. Smith, un comentarista de ESPN. "¿Cómo van a encontrar una superestrella los Bulls si Rose no lo será jamás?, se preguntó el Chicago Tribune.

Estas dudas sobre un deportista de 25 años de edad sólo se justifican por su estilo de juego: ¿Su explosividad y su capacidad atlética, inéditas en un líder, pueden soportar dos cirugías mayores? Otros jugadores de baloncesto con tanto talento como Brandon Roy y Tracy McGrady nunca se han recuperado totalmente de lesiones recurrentes.

"Él tiene que centrarse en su rehabilitación", insiste el entrenador de los Bulls Tom Thibodeau. "El hecho de que ya él ha pasado por ésto le da fuerza mental."

Pero sus compañeros de equipo están luchando por ocultar su tristeza, y la imagen del ánimo que reina a lo interior del equipo la da el alero Carlos Boozer al decir: "rezamos por él. Sería difícil para cualquiera"

El pívot franco-estadounidense Joakim Noah también se dice golpeado: "Me duele por Derrick, me duele por el equipo, pero tenemos que encontrar una manera de hacerlo sin él".

La temporada pasada, los Bulls lograron sin Rose un récord de 47 victorias y 35 derrotas y fueron eliminados en la segunda ronda de los playoffs contra Miami, el futuro campeón.

Pero el equipo se había preparado mentalmente sabiendo que estaría privado de su líder. Este año, las esperanzas de los Bulls giraban en torno a Rose. Marco Belinelli y el pequeño Nate Robinson, que compensaron su ausencia la pasada temporada, ya no forman parte del equipo.

"Usted no puede reemplazar a alguien como Derrick. Entender cómo hacer correr bien la defensa colectiva, compartir el balón a la ofensiva y jugar juntos, eso es lo que él hace", añadió Tibodeau.

Dado el nivel de la Conferencia Este en la actualidad, las aspiraciones de Chicago a un lugar en los playoffs parecen haber disminuido.

La ausencia de Rose también cuestionó el futuro a mediano plazo de los Bulls. Sus 20 millones de dólares anuales de salario no dejarían espacio en la nómina para conseguir otra superestrella si "D-Rose" no puede recuperarse. Por ello, el equipo podría considerar el intercambio de sus otros grandes salarios, como los de Luol Deng, Boozer o Noah.

"Todavía es temprano. Sentimos que tenemos un grupo fuerte que hará una buena temporada", asegura el gerente general Gar Forman. "Pero al igual que cualquier organización, tenemos que evaluar qué es lo mejor para la franquicia".

El futuro de los Bulls podría estar en las manos del alero montenegrino Nikola Mirotic, escogido en la selección de talentos (draft) de hace dos años. El jugador de 2,09 m, que brilla ahora con el Real Madrid de España, deberá unirse a Chicago la próxima temporada.

js-bpe/psl/cl

En esta nota: