1/4 PA LAS 12 Blog -  3 de diciembre 2015 - 18:50hs

Mi última oportunidad

Decidí enfrentarme a Paola. Le propuse que habláramos.

Me sentí bien para hablar tranquilo sobre su viaje, intentando convencerla de que se quedara. Pero al parecer ella estaba ya bien decidida.

No quería, no entendía o no creía que lo pasaba en esos momentos por mi cabeza fuera lo que pensara.

En casa en cambio, Raquel se había convertido en un ama de casa perfecta. Me cocinaba, mantenía la casa pulcra, y hasta me recibía con masajes cuando llegaba.

Ella, hasta preparó una visita "sorpresa" de su papá, quien apenas llegó comenzó a preguntarme sobre los planes que tenía con su hija, hasta de matrimonio preguntó.

Y allí estaba yo improvisando. Con mi cabeza en otro lado, o mejor dicho, en otra persona.

Ese día, me di cuenta de un pequeño detalle de Raquel y no es que estuviera mal, pero...es muy intensa.

Por otro lado, ya era hora de que me decidiera con una ¿no? Ya es hora de dar el gran paso, de que me decida la verdad, de que haga la pregunta, que me tire al precipicio, que me ponga la soga al cuello.

Después de pensar en eso, me fui y compré un anillo de compromiso. Traté de mantenerlo en secreto para Raquel.

Pero aún no se lo he dado.

Saludos

Víctor

En esta nota: