Mientras Melanio trata de sobrevivir a Marelissa, sus hijos se dejan envolver por la magia del amor.