Toda mujer ha tenido un príncipe, ese hombre que una vez llegó a su vida y nunca olvidó. Melissa tuvo uno, hace mucho tiempo, pero ahora ha vuelto y causa estragos.