La primera en hacer su aparición en el Parque Porras fue la Reina Esmeralda de la Calle Abajo, Daris Nicole Sánchez Brandao. La tuna de Punta Fogón presentó una fantasía inspirada en la riqueza, el misterio y religión de la milenaria y exótica cultura árabe.