AFP

Al menos 25 ballenas han muerto y científicos intentan rescatar a otras 250 que están varadas en una bahía remota de la isla australiana de Tasmania.