EFE

La guerra, fértil abono para el cine desde su nacimiento, ha engendrado grandes obras maestras en su vertiente dramática, pero también buen número de comedias negras entre las que se inscribe "Un día perfecto", de Fernando León de Aranoa, recibida en Cannes con risas y aplausos.