AFP

Inspirados en los libros y serie de Game of Thrones, unos chefs en San Francisco ofrecen festines con un menú de recetas medievales, para que los comensales se deleiten en un ambiente propio de la tierra de Westeros.