EFE

El museo de Madinat al-Zahra, cuyo expediente para ser Patrimonio Mundial por la Unesco ya está iniciado, acoge desde hoy "Kuku no Hako", una obra de arte colectiva ideada por la artista japonesa Hisae Yanase evocando un jardín zen con inspiración del arte islámico califal.