AFP

La oferta de hoteles y restaurantes, la seguridad y las variadas propuestas de ocio han conseguido que Santiago de Chile sea el destino por excelencia en Latinoamérica para el turismo de negocios, que atrae más de un millón y medio de visitantes cada año.