El sabor de un buen guacho de rabito de puerco es insuperable...¿A quién más se le antoja?